Las Ninfas del Bosque Encantado

1/30/2008

Reencuetro con Atalaya





¡Atalaya!Dijo Adrih al pequeño y asustadizo aguilucho. Desde hoy tu nombre será Atalaya. Y el pequeño polluelo lo miró fijamente, con su mirada fría impenetrable, como si aquel frágil pedacito de vida desplumada, pretendiera que sus ojos, quedaran grabados para siempre, en la memoria del pequeño y amigable ser, que había tenido la osadía de escalar los empinados y peligrosos riscos, donde tan solo las águilas logran llegar.
bebé adrih sueña

No hay comentarios:

Google